Entrevista a Dª Esp. Valeria Moletto sobre los trastornos del Neurodesarrollo

neurodesarrollo - Cátedra Abierta de Psicología


Entrevista a Dª. Valeria Moletto, Especialista en Intervención Temprana, Seguimiento Prematuros de Alto Riesgo Servicio de Neonatología, Hospital Evita Pueblo, quien nos va a hablar de los trastornos del Neurodesarrollo y su intervención hospitalaria.




¿Cómo se definen los problemas del neurodesarrollo?

Neurodesarrollo se ha utilizado profusamente en el campo de la neurociencia, entendiendo que los problemas vinculados a las funciones del cerebro no son estáticos. El neurodesarrollo es un proceso cuyo correlato evolutivo es la adaptación al medio y la contribución, mediante pautas conductuales, al mantenimiento de una tasa reproductiva capaz de sostener la supervivencia de la especie. La conservación y la evolución de las condiciones biológicas y cognitivas de la especie están depositadas en los genes. El diseño evolutivo del cerebro, guiado por la selección natural, ha condicionado una estructura funcional, pero esencialmente útil para la adaptación a un entorno ancestral muy distinto del panorama actual [1].
El neurodesarrollo permite la emergencia de individuos de características muy diversas, en los que el concepto de normalidad es contextual y mediatizado por el modelo social implícito. No debería olvidarse que muchos aspectos de la conducta, valorados en nuestro medio como disfuncionales, tienen, o han tenido en algún período de la larga historia del Homo sapiens, un gran valor colectivo de cara a la supervivencia.

¿Cómo se detectan los problemas del neurodesarrollo?

La detección de los trastornos del Neurodesarrollo se lleva a cabo mediante una evaluación exhaustiva dentro de un contexto familiar y sociocultural determinado.

Vídeo Recomendado: TRASTORNOS DEL NEURODESARROLLO

¿Cuáles son las causas de los problemas del neurodesarrollo?

Los TND se caracterizan por una alteración o variación en el crecimiento y desarrollo del cerebro, asociadas a una disfunción cognitiva, neurológica o psiquiátrica. Las entidades incluidas o excluidas va­rían según las clasificaciones. Sin embargo, atendiendo a la definición expuesta, se puede incluir la totalidad de los llamados trastornos mentales complejos discapacidad intelectual, autismo, TDAH, esquizofrenia, trastorno bipolar, dislexia, etc. Es posible identificar tres grupos de TND con claras interconexiones entre ellos:
– TND sindrómicos. Se identifican clínicamente por unos síntomas muy típicos, están bien diferenciados de otros trastornos y se ajustan a un patrón hereditario de tipo mendeliano. Suelen presentar un fenotipo dismórfico, manifestaciones sistémicas, síntomas neurológicos y un fenotipo conductual bastante específico. En prácticamente todos ellos se ha identificado la región genética responsable. Por ejemplo, en el síndrome de Williams –deleción de unos 25 genes en el cromosoma 7– se ha definido el fenotipo consistente en cara típica, cardiopatía, retraso mental, alteración semanticopragmática del lenguaje, déficit visuoespacial, carácter muy sociable y ansiedad.
– TND vinculados a una causa ambiental conocida. El más representativo, por su elevada frecuencia, es el espectro de efectos fetales del alcohol. De todos modos, aunque existe una causa ambiental evidente, no se excluye una multifactorialidad con intervención de efectos genéticos.
– TND sin una causa específica identificada. Están recogidos de forma dispersa en los distintos capítulos del DSM-IV y de la CIE-10. El DSM 5, muy probablemente, otorgará entidad a este grupo, al incorporar un capítulo denominado específicamente TND. En él se incluirán: el trastorno del lenguaje, el trastorno del habla, el trastorno de la comunicación social, el trastorno específico del aprendizaje, el TDAH, el trastorno del espectro autista (TEA), el trastorno del desarrollo de la comunicación, el trastorno de movimientos estereotipados y los diversos trastornos de tics. Los TND no son entidades con límites precisos sino que, por el contrario, se caracterizan por la heterogeneidad y el solapamiento entre ellos. Los ejemplos que justifican este planteamiento son múltiples.
* El TEA se asocia a discapacidad intelectual en el 70% de los casos. Los límites entre trastorno bipolar y esquizofrenia, en muchas ocasiones, son difíciles de establecer.
* El TDAH es muy habitual que se acompañe de trastornos del aprendizaje. La dislexia viene precedida en muchos casos de trastorno fonológico, y no es raro que se acompañe de trastorno específico del lenguaje, de discalculia o de TDAH.
* En el trastorno de Tourette, es casi constante la asociación, por lo menos, con uno de los siguientes trastornos: ansiedad, TDAH y trastorno obsesivo compulsivo. La epilepsia está presente en el TEA, en la discapacidad intelectual y en la esquizofrenia con una frecuencia mucho mayor que la que cabría esperar. De todo ello se puede inferir que los TND comparten genes, mecanismos moleculares y vías involucradas en el neurodesarrollo.

¿Qué porcentaje de bebés se ven afectados por los problemas del neurodesarrollo?

Es difícil establecer porcentaje de bebes afectados por trastornos del NTD ya que como se preciso anteriormente la clasificación de estos trastornos es muy amplia.

¿Cómo se interviene ante los problemas del neurodesarrollo?

El modelo de intervención para los TND es un modelo integrador, que apela a la neuroplasticidad y que interviene tanto en el niño como en su ambiente social.

Vídeo Recomendado: Trastornos del neurodesarrollo 1 más frecuentes consideraciones generales

¿Qué porcentaje de éxito tiene la intervención en los problemas del neurodesarrollo?

El porcentaje de éxito de los tratamientos de NTD estará directamente relacionados con el momento de intervención. Cuanto antes se inicie un abordaje y se capacite a la familia e instituciones que participan directa e indirectamente en el desarrollo de los niños con dicha problemática mayor eficacia en las respuestas adaptativas.

¿Provoca secuelas en el adulto los problemas del neurodesarrollo de la infancia?

Muchos adultos padecen trastornos del NTD que no fueron detectados durante su infancia. Apelando al concepto de plasticidad cerebral que está presente durante toda la vida, se pueden realizar intervenciones para ayudar a mejorar su calidad de vida.




Desde aquí mi agradecimiento a Dª Valeria Moletto, Especialista en Intervención Temprana, Seguimiento Prematuros de Alto Riesgo Servicio de Neonatología Hospital Evita Pueblo, por habernos acercado a la realidad hospitalaria de los trastornos del Neurodesarrollo.